2010 ALBUMES: Decepciones Del Año


Comenzamos un año más nuestro repaso a los discos más notables con una breve parada en tierras de decepción, donde algunos antiguos favoritos han sido destinados debido a recientes traspiés. Allí se han encontrado en compañía de antiguas glorias del grunge volviendo a la estacada; estrellas del rap que han visto mejores días y algunos reyes que definitivamente han perdido su corona. Los siguientes no son los peores trabajos del año –aunque algunos podrían ser sólidos candidatos, no hay mas que echar una ojeada a cualquier lista de éxitos para encontrar muchos otros de una naturaleza mucho mas estremecedora -, sino aquellos por los que nuestras expectativas eran altas bien por previos méritos o por renovados hype, pero tristemente no estuvieron a la altura.

20-BROKEN BELLS-Broken Bells (Columbia)

A finales del 2009, las noticias de un disco en colaboración entre el cantante de los Shins, James Mercer, y el mago de la electrónica Danger Mouse nos tenía salivando con anticipación, pero a pesar de un par de excelentes sencillos el disco ha resultado ser mucho menos que la suma de sus partes, sin que ninguno de los dos consiguiera salir de su zona de confort dentro de una deslucida colección de pegadizas, pero mas bien sosonas canciones.

19-BROKEN SOCIAL SCENE-Forgiveness Rock Record (Arts & Crafts)

Muy esperado cuarto trabajo del aclamado colectivo canadiense que contó con la producción del gurú del post-rock John McEntire, añadiendo una pesada carga sonora que no era realmente adecuada para una banda que hasta ahora era considerada como una de las pocas candidatas a heredar el trono que Pavement dejo vacante.

18-SPOON-Transference (Anti)

Otros de los potenciales herederos del dorado trono indie antes ocupado por Pavement, Spoon llevan años creciendo como artistas y ganando con cada disco una audiencia más amplia junto a un mas rotundo apoyo crítico. Desafortunadamente, ‘Transference’ no llegaba al nivel de sus excelentes obras anteriores. Todo el mundo puede tener un mal día.

17-ANTONY & THE JOHNSONS-Swanlights (Rough Trade)

‘Swanlights’, la última obra de Antony & The Johnsons, parecía sufrir de una falta de evolución acusada. La sensación de déja-vu sobrevolaba cada uno de sus cortes, incluso la regular colaboración con Björk sonaba a lo de siempre. Sin embargo, el siempre inquieto Antony, salvaba el año alejado de su banda, reconstruyendo el excelente ‘Returnal# de Oneohtrix Point Never.

16-MENOMENA-Mines (City Slang)

No hace mucho tiempo uno de los tríos mas dinámicos del actual panorama de rock alternativo, la vuelta de Menomena deja una impresión como de envejecimiento prematuro. La voz de Brent Knopf sonaba por momentos como los Kings Of Leon, lo que siempre es motivo de preocupación para cualquier banda que cuide su credibilidad.

15-BLITZEN TRAPPER-Destroy The Void (Sub Pop)

Los primeros pasos de Blitzen Trapper fueron una sana mezcolanza de influencias tradicionales (folk y americana) y contemporáneas (lo fi y rock alternativo). A medida que se han ido haciendo mas conocidos, la balanza se ha ido inclinando hacia el lado de la tradición. Su más reciente disco sonaba tan precediblemente melódico y adulto que sus abuelos hubieran estado orgullosos de firmarlo.

14-FREE ENERGY-Stuck On Nothing (DFA)

Cuando el sello DFA anunciaba su primera incursión en terrenos guitarreros, la blogosfera casi explota de excitación. Desafortunadamente, el debut de Free Energy no sobrevivió a tanto hype. Sus mas bien modestas canciones hubieran funcionado mejor con una promoción mas discreta.

13-OF MONTREAL-False Priest (Polyvinyl)

Un esfuerzo mucho mas centrado que su esquizofrenico predecesor, ‘Skeletal Lamping’
E incluyendo interesantes colaboraciones con notables artistas de R&B como Janelle Monáe y Solange Knowles; todavía parece el trabajo de un artista que no sabe si quiere irse a ponerse de hongos con Devendra Banhart o a bailar a la disco con Scissor Sisters.
Semejante eclecticismo ha obrado maravillas en el pasado, pero de momento parece que demasiadas vias abiertas hacen que Kevin Barnes se encuentre un poco perdido.

12-jj-No 3 (Secretly Canadian)

Hay una línea muy delgada que separa la delicadeza melódica de la sacarina más infernal. Los suecos jj nos sorprendieron con las melodías de su segunda oferta, pero se transformaron en una proposición con exceso de edulcorante en la más reciente. Los chicos han reaccionado rápido y ya han empezado a subsanar el error, publicando un flamante nuevo single en el que incluso samplean a esos embajadores del buen gusto británico, The XX.

11- CHROMEO-Business Casual (Back Yard)

Ignorados o infravalorados, los excelentes Chromeo han sido uno de los mejores ejemplos del retro ochentoso durante los últimos años, gracias a su actitud desenfadada y sus increíblemente pegadizos ganchos de sintetizador. ‘Business Casual’ era el disco que debia finalmente convertir a los no convencidos. La actitud, el sonido y el humor seguían ahí, pero, ¿Qué paso con las canciones?

10- !!!-Strange Weather (Warp)

Entre los mejores representantes de la electrónica con sabor a post-rock tan de moda en la primera década del siglo XXI, los discos de ¡!! Siempre tuvieron una tendencia a acercarse peligrosamente a los abismos progresivos, donde esta vez se han sumergido sin pudor con los predecibles desalentadores resultados.

9-EMINEM-Recovery (Interscope)

El año pasado Eminem volvía con ‘Recaida’, la primera parte de un set doble. La recepción fue tan fría que la segunda parte se pospuso durante meses, esperando encontrar la manera de devolverle su poderío comercial. El antiguo enfant terrible del rap se las ha apañado para restaurar el atractivo de su etiqueta a coste de reducir sus diatribas críticas a poco mas que bien calculados números de R&B con un pie metido en los charts. Su dueto con Rihanna es a la vez el mejor ejemplo de este nuevo estado y el momento mas logrado en su ‘Recuperación’. ¡Muy Triste!

8-N.E.R.D-Nothing (Star Trak)

El apodo como artista de Pharrell Williams volvía, presumiendo una vez más de su magnetismo estelar, incluso llegaba a colaborar con Daft Punk. El productor estrella nunca llegó a nuestra A-list como músico, pero ‘Nothing’ solo puede ser descrito en sus mejores momentos como una intentona perezosa y en su mayor parte simplemente es indigno de la fama de su creador.

7-THE SMASHING PUMPKINS-Teagarden By Kaleidyscope (Self Released)

El bueno de Billy Corgan amenazaba con otra ofensiva de regreso, esta vez utilizando el modelo gratuito y regalando una a una las 44 canciones que componen su nueva obra magna; primero publicándolas en EPs y después recopilándolas en una caja. El número de entusiasmados seguidores que se las han ido bajando ha debido de ser parco, ya que todo el proyecto se ha ido posponiendo y a día de hoy solo dos EPs han visto la luz. La megalomanía ya no da tan pingües beneficios.

6-HOLE-Nobody’s Daughter (Island)

Más heroínas de los tiempos del grunge. Temerosa de su pérdida de popularidad y al corriente tanto del creciente número de oportunidades para la nostalgia del rock, como de la nueva oleada de bandas con influencia de los 90, Courtney Love se las apañaba para reunir a Hole y conseguir un –cada vez menos necesario- nuevo contrato discográfico. El disco, debido a una más bien escandalosa colección de trillados clichés rockeros, petó malamente entre crítica y público. ¿No ha oído hablar ninguno de estos viejos grungies de las giras ‘Don’t Look Back’?

5-NICKI MINAJ-Pink Friday (Cash Money)

Apareciendo en prácticamente la totalidad de discos hip-hop y R&B publicados en el 2010 y alabada como la séptima maravilla rapera femenina, Nicki Minaj lo tenía todo para entregar un autentico blockbuster discográfico: los invitados; los productores y los asesores de imagen. Por eso cuando finalmente escuchamos ‘Pink Friday’ no nos lo podíamos creer. Samples de Annie Lennox y The Buggles; colaboración con Will.I.Am que en comparación hace buenos a sus “temazos” con los Black Eyed Peas y, aún peor, la irritante sensación de que un verdadero talento para el hip-hop ha sido sacrificado ante el altar de la diva de R&B moderna.

4- INTERPOL-Interpol (Soft Limit)

Desde su aclamado debut, cada disco de Interpol ha sido significativamente inferior al anterior. En su cuarto y epónimo trabajo la banda suena como una caricatura de sí misma, volviendo a las mismas ideas sonoras que ya dieran bastante munición a sus detractores para descartarlos como una banda de tributo a Joy Division. La marcha de su batería Carlos Dengler poco después de terminar de grabarlo no anticipaba nada bueno.

3-KINGS OF LEON-Come Around Sundown (RCA)

El (ya no tan) joven trío lanzado en su día como los Strokes del rock sureño se han convertido con el tiempo en una bestia de estadio tan corporativa como blanda. Desde su muy publicitado debut, ocasionalmente habíamos disfrutado de alguno de sus singles, pero ‘Come Around Sundown’ supone un nuevo bajón cualitativo para la banda, cada vez mas cerca de una fórmula que usan y abusan execrables dioses de las emisoras americanas de la talla de Nickelback.

2-LIL WAYNE-Rebirth/I’m Not A Human Being (Cash Money)

Después de que ‘The Carter III’ le convirtiera en gran estrella en los States, Lil Wayne decidía que era hora de dejar el ghetto del hip-hop y conquistar el Mercado rock también. El resultado, ‘Rebirth’, será recordado durante décadas como uno de los más malignos proyectos de vanidad que estrella pop alguna haya lanzado jamás. A pesar de pasar la mayor parte del año en la cárcel, Wayne intentó recuperar su dañada reputación tras el previsible varapalo publicando ‘I’m not a human being’, un disco que grabó antes de cumplir sentencia. Incluye otra impresionante colección de invitados y una especie de regreso a su zona de confort. La inspiración, sin embargo, parece haber abandonado al tatuado rapero como momentos estelares de la talla de ‘Gonorrhea’ vienen a demostrar. Esperemos que el inminente ‘Carter IV’ sea mejor.

M.I.A, Born Free from ROMAIN-GAVRAS on Vimeo.

1-M.I.A.-/ / / Y / (XL)

Espantoso tercer disco de nuestra artista femenina favorita de la pasada década, que ha debido de estar más preocupada por su boda con el hijo del presidente de Warner Brothers que por la continuación de su exitoso segundo trabajo. Quizás para aplacar a los críticos, parece haberse esforzado más en su activismo político, mostrando su lado más combativo y rebelde más intensamente que nunca. Pero el mayor atractivo de sus anteriores grabaciones, la original mezcla de estilos, ha dado paso a un maleable cóctel de punk, techno y ritmos del mundo, formando una árida colección de canciones sin melodía. ¡Solo para los muy duros!

This post is also available in: Inglés