La Película De La Semana: Django Desencadenado ★★★★★


Tras nuestro largo paréntesis vacacional, retomamos nuestro repaso a la cartelera londinense a lo grande. Nuestra película de la semana significa la vuelta en plena forma de Quentin Tarantino, de nuevo dirigiéndose a la yugular del pulp y resucitando el género del Spaghetti Western. Situado en los tiempos de la esclavitud, quizás el periodo más vergonzoso de la historia americana, Tarantino nos entrega un excelente trabajo, su mejor desde ‘Jackie Brown’, ya aclamado por muchos como una nueva obra maestra en la trayectoria de uno de los más vitales directores de nuestro tiempo.

‘Django Desencadenado’ comparte territorio con ‘Malditos Bastardos’, ambas expandiendo los elementos característico que han convertido a Tarantino en un referente cultural de enorme influencia (Su peculiar sentido del humor; un collage variopinto de influencias sacadas de la cultura popular; violencia de comic; bandas sonoras cuidadosamente seleccionadas de un amplio catálogo de fuentes) mediante la adopción de diferentes géneros cinematográficos junto a poderosas declaraciones de principios contra dos de los más devastadores episodios en la historia de la humanidad; la Alemania nazi en Bastardos y la esclavitud en los estados del sur en Django. Pero allí donde la irregular obra bélica se quedaba sin alcanzar sus grandes ambiciones, Django lo consigue ampliamente e incluso las supera.

Apoyada en un deslumbrante elenco de cuatro actuaciones principales masculinas, donde un dentista alemán reconvertido en cazador de recompensas interpretado con glorioso tono camp por Christoph Waltz se las apaña para apropiarse del show por un margen, eso sí, mínimo. Waltz tiene como tremendos compañeros a Jamie Foxx en el papel de Django, el esclavo que su personaje libera y convierte en socio; formando un dúo perfecto de llaneros solitarios cuyo objetivo final será trazar un plan para liberar a su esposa Brumhilde (una Kerri Washington un poco desaprovechada). La encuentrarán perteneciendo al sádico dueño de una plantación, Leo DiCaprio, cuyo esclavo principal, un asombrosamente caracterizado Samuel L. Jackson, descubrirá su estratagema. En un año menos competido, los cuatro hubieran sido favoritos para la temporada de premios. Asímismo, como es costumbre en los films de Tarantino, algunas leyendas veteranas reciben nuevas oportunidades de brillar con suculentos papeles secundarios. En este caso es Don Johnson sacando su vis cómica como el dueño de otra plantación. Franco Nero, actor en la saga Italiana original de la que este trabajo saca nombre e inspiración, también tiene un pequeño papel, al igual que Bruce Dern y el mismo Tarantino proporcionando una de las muchas escenas divertidas.

Nunca habiendo sido para todos los gustos, su toque personal ha vuelto a resultar polémico para algunos líderes culturales de la comunidad afro-americana, Spike Lee entre ellos, quienes tachan el film de irreverente con el legado histórico de sus ancestros. Pero si la audacia de reemplazar la tradicional lucha racial cinematográfica entre vaqueros e indios por esclavos y dueños, dando la vuelta a la maniquea división en los roles de los buenos y los malos, no fuese suficiente; lo consigue con un metraje de 165 minutos en el que nunca pierde ritmo, gracias a un minuciosamente equilibrado guión con todo en su sitio.

La banda sonora es otro de sus puntos fuertes, una mezcla de gemas casi olvidadas del pasado ( algunas sacadas de las bandas sonoras originales de la serie Django; otras rindiendo tributo al maestro Morricone; James Brown con 2Pac e incluso un poco de Americana MOR de la mano de Jim Croce) con la crema de estrellas del rap y R&B contemporáneo (Rick Ross; Anthony Hamilton; John Legend) entre las cuales el tema que Frank Ocean le compuso para la ocasión fué finalmente dejado fuera por no encajar bien con el tono del film.

Todo ello se convierte en una impresionante experiencia visual; una de esas películas que la audiencia disfrutará más de una vez. Contando ya en su haber con cuatro nominaciones al Oscar y seis a los Premios Rober, ‘Django Desencadenado’ nos da numerosas razones para celebrar que uno de nuestros cineastas favoritos regresa en plenitud de facultades.

Otras novedades destacables en la cartelera Británica ésta semana son: “Las Sesiones” ★★★ basada en la historia real del escritor Mark O’Brian, paralizado por la polio desde niño, quién decidió alquilar una terapeuta sexual para ayudarle a perder la virginidad. Con un sentido del humor que se agradece y sirve para quitar hierro al drama de la situación, el film trata de un modo cálido y sensible el “difícil” tema de la vida sexual de los discapacitados físicos. También se beneficia de tres notables actuaciones centrales: la de John Hawkes, quien tristemente se quedó a las puertas de las nominaciones al Oscar con este excelente papel; Helen Hunt quien si resultó nominada al Oscar y al Rober por su valiente y honesta interpretación como terapeuta y William H. Macy, el sacerdote confesor de O’Brian, proporcionando gran parte de las risas. A pesar de todo, su típicamente edulcorado tono le impide llegar a ser la gran película que pretende; El experimento naturalista de Michael Winterbottom, ‘Everyday’ ★★★½ , rodado durante cinco años para documentar el impacto que la vida de una familia recibe cuando el padre es mandado a prisión. Un honesto, conmovedor y sobrio trabajo; tras el exitoso relanzamiento en 3D de ‘La Bella Y La Bestia’, la puerta estaba abierta para la recuperación de más títulos del estudio, ahora es el turno del estimado clásico de Pixar ‘Monstruos S.A.’ ★★★★1/2” para recibir el tratamiento tridimensional, permaneciendo tan fresca y encantadora como cuando se lanzó originalmente; y para quien todavía no se ha cansado de las agitadas cámaras de mano y las baratas producciones del subgénero de falsa “grabación casera” “V/H/S” ★★1/2 ofrece sustos e intermitentes momentos brillantes en el marco de un trabajo mas bien aburridillo.

This post is also available in: Inglés

, ,